El alucinante caos en medio del desierto llena de colores y olores el 16 de julio en La Tirana. Personajes sacados de mentes desbordadas llenan las calles. Demonios y santos  se abrazan esos días y noches  en la misma e infatigable danza en honor de la virgen. Indios sioux con lanzas de palo y plumas de gallina, gitanas en lentejuelas volando entre pañuelos de colores, osos de peluche café bailando en el calor del desierto, los mil demonios y las mil demonias con sus cuernos tornasoles, el ciento de vírgenes con aureola de ampolletas y  pendones de letras doradas  iluminando el día y también la noche…y otros seres, otros personajes, otros feligreses al ritmo permanente de bombos, trompetas, platillos.
¿Qué lleva a esa muchedumbre, a esas 250.000 almas a ese trozo de desierto?
La fe, las mandas, la curiosidad, el espectáculo, el comercio o simplemente el ser parte o testigo de esa noche de milagros en que  la tierra logra subir al cielo.

Fotografías Gerardo Anabalón [16/17 julio 2011]
  Entrar a ver imágenes >>